El ruido, un grave problema de salud en el centro de Teruel

Ruidos que impiden el descanso, obstáculos en la vía pública que dificultan el paso, olores del vertedero... Estos son solo algunos de los elementos que reducen la calidad de vida de buena parte de los ciudadanos turolenses, según expuso ayer el presidente del Consejo de Salud Teruel-Centro, Felipe Benítez.

En rueda de prensa, Benítez incidió en que hay pacientes que acuden a consultar a su médico porque no pueden dormir por el ruido que hay en la calle a horas inadecuadas, debido a las carpas, los botellones y las zonas de copas. El presidente del Consejo de Salud también se refirió a los problemas de ruido generados por las terrazas y el almacenamiento de sillas y mesas en la calle, así como con la colocación de diversos elementos cada vez se dificulta más la movilidad.

Benítez, informó de los acuerdos alcanzados en una reunión del Consejo de Salud de la zona de la ciudad que depende del Centro de Salud del centro. La Federación de Asociaciones de Vecinos lleva a cabo una recogida de firmas para su ampliación y mejora y Benítez señaló que el Consejo de Salud se sumaba a esta reivindicación. Reconoció que sería necesaria una mayor dotación de personal, dado que estas instalaciones atienden a unas dos mil personas más que el centro de salud de la Fuenfresca.